fbpx
Descansa con tranquilidad

Coberturas que todo seguro de vida debe incluir

La cobertura seguros de vida es uno de los aspectos que más dudas provoca entre los usuarios. A la hora de contratar una póliza es indispensable conocer cuáles son las circunstancias que cubre el seguro y qué tipo de eventos quedan excluidos de la cobertura.

Aunque cada compañía aseguradora y cada póliza se contratan bajo unas condiciones particulares, existen varios supuestos que suelen ser comunes a todos los casos.

A continuación analizamos en profundidad la cobertura seguros de vida. Aprenderás qué cubre y qué no cubre una póliza estándar.

¿Qué cubre un seguro de vida?

La cobertura seguros de vida más habitual es la garantiza la protección de los beneficiarios de la póliza en caso de fallecimiento.

Los casos de invalidez o incapacidades también suelen estar cubiertos en los seguros de vida. En un tercer grupo se incluirían las coberturas adicionales, que pueden variar según cada caso.

Veamos cuáles son las características principales de cada cobertura en los seguros de vida.

  • Fallecimiento: Es el objetivo principal de la cobertura de un seguro de vida. La mayoría de las pólizas incluyen también los gastos relativos al funeral. El capital asegurado es el concepto clave, y es importante revisar que el importe sea mucho mayor en caso de fallecimiento por accidente.
  • Invalidez: A la hora de contratar una póliza, la cobertura por invalidez absoluta permanente es casi tan importante como la de fallecimiento.

En estos casos, los beneficiarios tendrán que ocuparse de los cuidados del enfermo, por lo que, en caso de estar provocada por un accidente, es conveniente que el importe del capital asegurado sea el doble o incluso el triple del habitual.

  • Coberturas adicionales: Este tipo de cobertura seguros de vida pueden estar incluidas en las cláusulas generales o ser contratadas de manera independiente. El servicio de gestoría y asesoramiento es uno de los más comunes. Otro de los más útiles es el de asistencia y segunda opinión médica.

¿Qué no cubre un seguro de vida?

En el momento de contratar una póliza es tan importante conocer la cobertura del seguro de vida como saber qué supuestos están excluidos. A continuación enumeramos algunos de los que suelen causar más confusión entre los usuarios.

Fallecimiento o invalidez causada por un accidente aéreo

Hay que aclarar que esta exclusión se refiere siempre a vuelos de carácter privado y nunca a accidentes sufridos por líneas comerciales regulares. Tampoco suelen cubrirse los accidentes provocados por la práctica del paracaidismo, el parapente o el ala delta.

Suicidio

El fallecimiento por suicido no suele estar integrado en la cobertura seguros de vida. Algunas compañías pueden incluirlo, pero lo habitual es que establezcan un periodo de carencia de al menos 1 año entre la contratación y la cobertura del suceso.

Actos imprudentes del asegurado

Consumo de drogas o bebidas alcohólicas, participación en actos delictivos, accidentes de tráfico provocados por imprudencias del asegurado. El comportamiento del tomador del seguro puede provocar que los beneficiarios pierdan el derecho a ser compensados en caso de fallecimiento o invalidez absoluta.

legal
soporte Y BLOG