fbpx

¿Cómo funciona un seguro de vida?

En estos últimos años, debido a la pandemia, los seguros de vida, y también los de salud, han adquirido un protagonismo aún mayor. El hecho de vernos en la posibilidad de sufrir algún contratiempo en nuestra vida y que eso repercuta a la economía familiar, nos ha hecho tomar una mayor conciencia de la necesidad de contratar un seguro de vida

Seguro que habrás comprobado en algún momento que la oferta que existe en el mercado es muy amplia y variada. En nuestra web puedes comparar entre muchas compañías para ver cual es el seguro que más se adapta a tus circunstancias: precio, coberturas, primas, capital asegurado… 

Pero, seguro que en más de una ocasión te has preguntado cómo funciona un seguro de vida. Y es que contratar un producto de estas características no se puede hacer sin tener claro qué es, cómo funciona y en qué nos puede beneficiar a nosotros. Así que en este artículo intentaremos explicarte un poco cómo funcionan para que tengas toda la información necesaria. 

 

¿Qué es un seguro de vida?

Es un producto que contratamos con una aseguradora para poder cubrir las necesidades económicas de nuestros beneficiarios en caso de fallecimiento. También hay pólizas que te  permiten añadir la cobertura en caso de invalidez por accidente o enfermedad grave, para que puedas afrontar todos los gastos derivados del tratamiento y cubrir tus necesidades ante un descenso drástico de ingresos.

El dinero que recibe la persona, o personas, que hayas designado se establece cuando se produce la contratación. Esa cantidad se denomina capital y según lo que se señale el precio a pagar mes a mes o de manera anual será mayor o menor. 

 

Tipos de seguro de vida

A grandes rasgos existen dos tipos de seguros de vida, que se distinguen entre sí por la manera de cobrar el capital.

Vida riesgo

El seguro de vida riesgo es el que todos conocemos por seguro de vida, el más habitual. Se trata de la póliza que se contrata para que en caso de fallecimiento del asegurado sus beneficiarios cobren el capital contratado. Puede darse también el caso de que entre sus coberturas también se encuentra la de invalidez por accidente o enfermedad y sea el asegurado el que cobre ese capital para hacer frente al descenso económico que sufrirá por su incapacidad. 

Vida Ahorro

En este tipo de póliza el asegurado lo que va haciendo es un plan de ahorro de cara a la jubilación. Es una especie de plan de pensiones. El objetivo de este seguro es ir acumulando un capital que se cobrará en la fecha fijada, de esta manera te aseguras tener un colchón económico para necesidades futuras. 

 

Así funcionan los seguros de vida riesgo

Y vamos a distinguirlos de los de ahorro porque suelen tener un funcionamiento distinto. 

Aquí te indicamos la manera habitual de funcionamiento:

A la hora de contratar el seguro se tiene en cuenta la edad del asegurado y el capital que quiera asegurar para hacer el cálculo del coste anual del seguro, lo que se llama prima.

El precio básico puede variar, aumentar siempre, en función de las características de la vida del asegurado: práctica de deportes de riesgo, profesiones peligrosas, estilo de vida poco controlado…

Se pueden establecer coberturas adicionales, que también incrementan la prima. Por ejemplo la muerte simultánea de ambos cónyuges, doble de capital por accidente de circulación, o incluso el anticipo en caso de enfermedad grave.

Es cuando se establece la prima a pagar. Si el asegurado fallece, o se le reconoce una invalidez, el beneficiario establecido recibe por parte de la aseguradora el capital estipulado en la póliza. 


Cómo se cobra el seguro de vida de ahorro

Existen tres modalidades de cobro:

  • En forma de capital. Se accede de golpe a todo el dinero aportado.
  • Renta vitalicia. Cuando se decide empezar a cobrarlo se hace una estimación de la edad hasta la que se cobra y todos los meses se va abonando esa cantidad.
  • Renta temporal. La aseguradora también abona el capital en modo de renta pero durante un plazo estipulado con anterioridad. 

Hay que tener en cuenta que depende de la manera que decidamos recuperar este capital, la tributación a Hacienda será distinta.