fbpx

Seguros de Salud

Rápido y sin papeleos

banner ahorro medio 240 euros

Te ayudamos a elegir el seguro de salud que mejor se adapte a tus necesidades. 

banner ahorro medio 240 euros
1. Tus datos
Calculando... 50%

Trabajamos con las mejores aseguradoras médicas

logo aseguradora Asisa
logo aseguradora Mapfre
logo aseguradora Fiatc
logo aseguradora Axa
Logo aseguradora Zurich
logo pequeño aseguradora Generali
logo aseguradora DKV salud y bienestar
logo aseguradora Reale Seguros
logo aseguradora Allianz
logo aseguradora Axa
logo aseguradora Mapfre
logo aseguradora Fiatc
Logo aseguradora Zurich
logo pequeño aseguradora Generali
logo aseguradora DKV salud y bienestar
logo aseguradora Reale Seguros
logo aseguradora Asisa
logo aseguradora Allianz
logo aseguradora Asisa
logo aseguradora Mapfre
logo aseguradora Fiatc
logo aseguradora Axa
logo aseguradora Allianz
logo pequeño aseguradora Generali
logo aseguradora DKV salud y bienestar
logo aseguradora Reale Seguros
Logo aseguradora Zurich

¿Por qué usar Segurzon para comparar seguros de salud?

Hay muchas compañías de seguros con la misma base pero con distintas coberturas, precios, y requerimientos que cumplir. Y es necesario encontrar la póliza que mejor se adapte a cada uno y a cada circunstancia vital.

Las necesidades son distintas para personas jóvenes o con más edad, con hijos o sin ellos, hombres y mujeres e, incluso, aquellos con patologías previas.

Por eso, la elección del seguro de salud debe hacerse después de comparar muchas opciones y ver todo lo que ofrecen las compañías.

Puede parecer una tarea titánica, pero por eso Segurzon ha creado su comparador de seguros, para ahorrar tiempo en la búsqueda y, además, dinero.

A través de un formulario corto en la web, en el que te preguntan edad, sexo y dónde vives, te ofrece distintas alternativas: básicos, con copago, sin él, y con reembolso. Y, además, te aporta la información del precio medio para que puedas valorarlo también.

Otra de las grandes ventajas es que si te decides por uno de ellos te damos la opción de ponerte en contacto con nosotros para ampliar la información o te llamamos. Tú decides.

Y así, a través de un simple formulario te hacemos una búsqueda entre las compañías de seguros de la mejor póliza para ti.

Seguros de salud

Aspectos para tener en cuenta antes de elegir tu seguro de salud

Cuando decides contratar un seguro de salud es porque necesitas tener la tranquilidad de que ante cualquier situación imprevista vas a tener a un profesional que te atienda.

Estos son algunos de los aspectos que hay que tener en cuenta:

Seguros de salud

Tipos de seguro. Aquí hay de varios tipos como los de copago, sin él, el seguro dental y los que tienen reembolso. Los detallamos más adelante.

La edad. Ten en cuenta que a más edad mayor es el riesgo de padecer algunas enfermedades, y, por lo tanto, necesitar más cobertura de tu seguro. Esto hará que se encarezca con la edad.

Sexo. Las mujeres en edad fértil suelen acudir más a las consultas de ginecología y obstetricia por la posibilidad de que haya embarazos. Por ello, en este caso estará interesada en que haya profesionales de esta especialidad.

Cómo vives. Tu estilo de vida interfiere directamente en tu salud. Los fumadores y bebedores, por ejemplo, tienen una mayor propensión a necesitar cuidados médicos, esto puede encarecer la prima.

Enfermedades anteriores. Diabetes, hipertensión, hiper e hipotiroidismo, colesterol elevado…, todas ellas harán que el asegurado necesite un mayor control de su enfermedad, por lo que la prima se encarece. Y si tienes alguna que otra dolencia, tendrás que preguntar si el seguro te la cubre porque en ocasiones no entran en la cobertura.

Cuadro médico. Es importante que sea extenso, que cubra todas las necesidades que tengas y que puedas acceder a los profesionales sin problemas. Poder contar también con profesionales de atención primaria y que puedas acudir siempre que lo necesites es también un punto a tener en cuenta.

Tu capacidad adquisitiva. Tienes que ser capaz de poder pagar la prima y mantenerla en el tiempo, y eso es algo que hay que valorar antes de contratar porque el precio también es importante si tu capacidad adquisitiva es pequeña.

Coberturas. Hay que asegurarse de que las coberturas del seguro son las que necesitamos o necesitaremos.

Carencia. Es el tiempo que pasa desde que se da de alta la póliza hasta que se pueden usar determinados servicios. Es bueno tenerlo en cuenta a la hora de contratar un seguro u otro.

Tipos de seguros de salud

Los seguros de salud varían entre las coberturas que ofrecen y las necesidades que tiene cada asegurado. Puedes encontrar pólizas individuales, familiares y colectivas, según el destinatario final y lo que necesites en cada momento.

A grandes rasgos estos son los tipos de seguros de salud que hay:

Con cuadro médico: el seguro te ofrece un listado de médicos a los que acudir libremente. En este grupo están las modalidades con copago o sin copago.

      ○ Copago: Son aquellas pólizas en las que se aporta una pequeña cantidad de dinero cada vez que se acude a un profesional del cuadro médico.

      ○ Sin copago: La prima es un poco más elevada pero puedes acudir a todos los profesionales de la cartera de médicos sin que te cueste más.

Seguros de salud de reembolso: puedes acudir a cualquier médico privado que quieras, y te haces cargo del coste total de la visita. Luego tu compañía aseguradora te devuelve una parte del pago. Por lo general, suele oscilar entre el 80 y el 100%.
Asistencia primaria: aquellos que no cubren las estancias hospitalarias. Tienes toda la parte básica cubierta pero si te tienen que realizar una intervención quirúrgica o ingresarte lo tienes que pagar.
Seguros de indemnización: ofrecen al asegurado con su póliza una cobertura monetaria en caso de que una hospitalización o intervención le impida desempeñar su trabajo.
Seguro dental: Solo cubre la asistencia bucodental y pagas menos que en uno completo. Tendrás que consultar las coberturas que tiene cada seguro para decidir lo que más te conviene

Ventajas de contratar seguros médicos privados

La demanda de seguros médicos privados ha aumentado porque cada vez hay mayor conciencia de que tener cubiertas las necesidades médicas sin esperar es muy necesario.
iconos-seguro-salud

Estas son algunas de las ventajas, además de la del ahorro de tiempo:

Amplio cuadro médico: tienes la posibilidad real de elegir al profesional que te va a tratar y la especialidad que necesitas, sin tener que pasar por el médico de familia.
Flexibilidad de horarios: puedes adaptar tu visita médica a tu agenda porque existe mayor disponibilidad de horas en el cuadro médico.
Adiós a la lista de espera: tanto para intervenciones quirúrgicas como cuando tienes que acudir a urgencias. Esto acelera los diagnósticos y los tiempos de recuperación.
Rapidez en las pruebas diagnósticas: son casi inmediatas y eso hace que se aceleren los tratamientos si son necesarios
Hospitalización cómoda: tendrás tu habitación individual para que puedas recuperarte con tranquilidad en caso de ingreso. También tendrás a tu disposición un amplio abanico de servicios.
Seguro dental: la mayoría de las pólizas incluyen este servicio para que tengas una correcta salud bucodental y puedan atenderte rápidamente si lo necesitas.
Asistencia internacional: suele estar incluida la cobertura de asistencia sanitaria de urgencia en el extranjero. Esto da mayor tranquilidad a la hora de viajar fuera del país.

iconos-sin-impuestos

Exclusiones y límites más comunes del seguro médico

Existen algunas exclusiones que hay que tener en cuenta antes de contratar la póliza, por eso el comparador de Segurzon te ayuda a encontrar el seguro que más te conviene.

Enfermedades previas. Antes de la contratación de harán una serie de preguntas para saber si tienes alguna enfermedad antes de adquirir el seguro. Valorarán el riesgo de cubrirlo o no. Pero tienes que tener en cuenta que la aseguradora no se hará cargo de los gastos generados en el tratamiento de una enfermedad o patología grave previa a la contratación. Algunas de esas enfermedades son: 

         ○ El SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida) y todo lo que conlleva. Suele estar excluido de todas las pólizas.
         ○ Cáncer. Tienes que consultarlo, pero en general no está cubierto el tratamiento si es previo a la contratación del seguro.
         ○ Enfermedades mentales.

● Patologías causadas por la práctica de actividades de riesgo o deportes peligrosos.
Enfermedades mentales y todo su tratamiento.
● Cirugías plásticas por tratamientos estéticos.

Pero también existen unos límites que hay que valorar antes de contratar, porque es necesario tenerlo en cuenta en caso de necesitarlo.

La edad es uno de los límites a tener en cuenta, porque no todas las pólizas están destinadas a los mismos grupos de edad.
Los días de hospitalización que entran dentro del seguro es algo a considerar porque si desgraciadamente lo necesitas puedes llevarte un disgusto. Mira el límite de cada aseguradora.

PREGUNTAS FRECUENTES

El copago es la cantidad de dinero que tiene que abonar el asegurado de un seguro de salud privado tras recibir un servicio prestado en asistencia médica.

No todos los seguros de salud están sujetos a copago, pero en el momento de la contratación de la póliza es cuando se determina qué coberturas están cubiertas, cuáles no y si se tiene que llevar a cabo un copago por algún servicio prestado.

El periodo de carencia de una póliza de salud es el plazo de tiempo que pasa desde que se da de alta el seguro hasta que el asegurado puede disfrutar de todas las coberturas contratadas.

No todos los seguros de salud cuentan con periodos de carencia ni todas las compañías los imponen, pero por norma general se establecen para aquellos servicios realizados por especialista, como podría ser una intervención quirúrgica, un embarazo, parto, post parto, hospitalización, pruebas diagnósticas de alta calidad…

Los periodos de carencia se establecen, por norma general, de los 3 meses a los dos años. Dependiendo de la complejidad de cada cobertura que esté sujeta a carencia.

En el momento de la contratación del seguro es cuando se establecen las diferentes coberturas que tienen periodos de carencia y cuáles son sus plazos.

Póliza de cuadro médico: Existen dos modalidades. Copago, que tienes una prima más baja y pagas una parte de la asistencia cada vez que la utilizas. Y sin copago, que puedes acudir a cualquier profesional del cuadro médico, como en la anterior, pero sin tener que pagar una parte. Esta modalidad es algo más cara.

De reembolso: Son aquellos seguros en los que puedes acudir a cualquier médico privado que quieras, sin que exista un listado de profesionales predefinido. Tú te haces cargo del coste total de la visita y luego tu compañía aseguradora te devuelve una parte del pago.

Seguros médicos sin hospitalización: Cubren toda la atención primaria pero no las hospitalizaciones ni las intervenciones quirúrgicas. Esta parte corre a cuenta del paciente.

Depende de las cláusulas y condiciones de cada aseguradora pero lo normal está entre los 64 y los 69 años. Aunque es posible contratar un seguro de salud con más de 70 años.

Son una serie de preguntas que se rellenan antes de contratar un seguro de estas características. En ellas se informa de las enfermedades previas del futuro asegurado, su estado de salud y el de las personas que quiera incorporar a la póliza.

Últimos artículos sobre seguros de salud

atención aseguradora

¿Qué es la carencia en seguros de salud?

Escoger un buen seguro de salud pasa por tener en cuenta diversos factores que nos asegurarán unas buenas coberturas. Según nuestras necesidades deberemos valorar unos