fbpx

Seguros de Hogar

Rápido y sin papeleos

Ahorro hasta el 50% en seguros

Te ayudamos a elegir el seguro de hogar que mejor se adapte a tus necesidades. 

Ahorro hasta el 50% en seguros
1. Tus datos
Calculando... 50%
Fecha de nacimiento

Trabajamos con las mejores compañías de seguros de hogar

Logo Seguro SantaLucía
Logo aseguradora Mapfre
Logo aseguradora Fiatc
Logo aseguradora Axa
Logo aseguradora Allianz
Logo aseguradora Zurich
Logo aseguradora Reale Seguros
Logo aseguradora Helvetia
Logo aseguradora Catalana Occidente seguros
Logo pequeño aseguradora Generali
Logo Seguro SantaLucía
Logo aseguradora Mapfre
Logo aseguradora Fiatc
Logo aseguradora Axa
Logo aseguradora Allianz
Logo aseguradora Zurich
Logo aseguradora Reale Seguros
Logo aseguradora Helvetia
Logo aseguradora Catalana Occidente seguros
Logo pequeño aseguradora Generali
Logo Seguro SantaLucía
Logo aseguradora Mapfre
Logo aseguradora Fiatc
Logo aseguradora Axa
Logo aseguradora Allianz
Logo pequeño aseguradora Generali
Logo aseguradora Reale Seguros
Logo aseguradora Helvetia
Logo aseguradora Catalana Occidente seguros
Logo aseguradora Zurich

¿Qué necesitas para calcular tu seguro de vivienda?

Para calcular el coste de las primas a pagar por tu seguro de hogar, debes tener en cuenta varios aspectos. Teniendo en cuenta, además, que se puede contratar un seguro diferenciando las coberturas por continente y contenido por separado.

En primer lugar, lo referente al contenido, es decir, todo aquello que se ha ido adquiriendo por el propietario como, por ejemplo, la ropa, los muebles, los electrodomésticos e incluso la comida. Y el continente, que son todos los elementos estructurales y materiales que forman parte de la propia construcción de la vivienda, es decir, paredes, techo, fachada, puertas de acceso, suelos, tuberías…

A partir de aquí, las primas dependerán de las coberturas que quieras contratar para cubrir los posibles riesgos que puedan aparecer, así como del tamaño de la vivienda en m2, su antigüedad, la altura, la ubicación, el uso para el que se destina, si cuenta o no con sistemas de seguridad, el valor total de los muebles del interior, de los electrodomésticos, si quieres incluir joyas en el seguro…

Asegurar tu hipoteca con el Seguro de Vida Hipotecario

¿Qué cubre un seguro de hogar?

Las coberturas de un seguro de hogar dependerán de la póliza contratada, siendo esta básica, completa, multirriesgo o con coberturas adicionales. Pero, por lo general, todas suelen incluir unas coberturas comunes:
Asegurar tu hipoteca con el Seguro de Vida Hipotecario

Responsabilidad civil. Esta cobertura se encarga de hacer frente a los daños que el asegurado pueda causar a terceros.

Daños eléctricos. Es importante fijarse bien en las condiciones de esta cobertura, ya que no todos los seguros proporcionan las mismas coberturas en este sentido y existen diferentes alternativas y varemos para fijar la indemnización. Por tanto, hay que saber qué aparatos eléctricos están cubiertos y bajo qué condiciones concretas.

Robo. Los seguros del hogar cubren, por supuesto, el robo en el hogar. Pero, además, también incluyen el robo en la vía pública. En este sentido es imprescindible diferenciar entre robo y hurto, ya que el hurto no queda cubierto y el robo, al ser un caso en el que se emplea la violencia, sí.

Daños producidos por el agua. En esta cobertura es importante conocer con exactitud a qué se refiere cada compañía. Los daños por agua se refieren a todos aquellos desperfectos materiales que hayan sido provocados por fugas de agua o tuberías rotas o en mal estado, incluyendo la localización de la avería y su reparación.

Fenómenos atmosféricos o climáticos. Esta es otra de las coberturas que incluyen, generalmente, los seguros de hogar teniendo en cuenta los daños causados por fuerte lluvia, granizo, viento, huracanes o hasta terremotos. Pero la amplitud de estas dependerán del tipo de póliza contratada y la compañía.

Rotura de cristales. Suelen cubrir el pago del coste, reparación o sustitución de cristales, lunas, espejos, claraboyas, tragaluces, puertas o mamparas. Y, dependiendo de la póliza, encimeras, repisas, mármol, granito, silestone y hasta placas de inducción vitrocerámica.

Incendios. Los seguros del hogar dan cobertura ante incendios producidos de forma accidental, dando cobertura a los daños ocasionados, a un alojamiento provisional de los afectados, al coste de los bomberos y la reconstrucción de la vivienda.

Qué seguro elegir según el tipo de casa

Escoger un buen seguro de hogar irá en función, principalmente, del uso de nuestra vivienda y si esta es de propiedad o alquiler.

En el caso de ser de propiedad y de uso habitual, es recomendable contratar un seguro de hogar multirriesgo lo más completo posible, que nos ayude a hacer frente a cualquier siniestro que se pueda producir.

En el caso de una segunda residencia de propiedad también debe ser amplia, al menos lo suficiente para poder cubrir desperfectos ocasionados por el poco uso y que puedan provocar daños a terceros. 

En ambos casos es necesario incluir continente y contenido. Pero cuando hablamos de una vivienda alquilada, lo aconsejable es contratar un seguro del hogar que dé cobertura al contenido mientras que el propietario es quien debe hacerse cargo del continente.

Consejos para ahorrar en el seguro de tu casa

Ahorrar en tu seguro del hogar es posible si se tienen en cuenta ciertos aspectos:
Ahorro

– Utiliza un comparador de seguros para estudiar las diferentes opciones disponibles en el mercado.

– No infravalorar ni sobrevalorar el seguro. Es decir, contratar aquellas coberturas que realmente sean necesarias para cada vivienda en concreto dependiendo de sus posibles riesgos y la zona en la que esté ubicada.

– Aprovechar todas las medidas de seguridad existentes en el hogar para reducir los costes.

– Pagar las cuotas anualmente.

– Aprovechar las promociones o descuentos que las aseguradoras ofrezcan.

Preguntas Frecuentes

El precio de un seguro de hogar varía en función de diferentes factores.

Por tanto, para poder saber el precio exacto a pagar por el seguro de cada vivienda, es necesario llevar a cabo una simulación en la que se informen todos los datos solicitados.

Algunos de estos factores son, por ejemplo, la compañía aseguradora en la que se quiera contratar el seguro de hogar, la antigüedad de la vivienda, su ubicación, el tamaño, el uso que se le dé o la altura.

Contar con un buen seguro del hogar proporciona muchísimas ventajas a los propietarios y a los inquilinos.

Entre ellas cabe destacar la seguridad de estar bien protegidos ante cualquier incidente que suceda, evitando tener que hacer frente a la cuantía económica que supondría si no se tuviera un seguro de hogar.

También la garantía de estar cubiertos ante accidentes comunes, como por ejemplo, goteras o filtraciones, la rapidez con la que se solucionan los problemas ocasionados en la vivienda, la cobertura de todas las pertenencias que hay dentro del hogar, la cobertura de responsabilidad civil, la cobertura frente a posible robos…

Existen diferentes tipos de seguros de hogar que se clasifican en función de las coberturas que ofrecen. Esto permite que cada tomador contrate justamente aquello que necesita.

Los tres tipos más frecuentes y comunes son:

Seguro de Daños: que es el que cubre únicamente el contenido de la casa. Suele ser el más económico pero, a su vez, también es el que menos coberturas ofrece.
Seguro Multirriesgo: estos tipos de pólizas ofrecen cobertura sobre el continente y el contenido de la vivienda y, además, añaden también la responsabilidad civil. Los seguros multirriesgo dan cobertura a la mayoría de riesgos que pueden producirse en una vivienda pero, además, también incluyen otras como los daños eléctricos, los daños por agua, la rotura de cristales, la cobertura por daños provocados por incendios o fenómenos atmosféricos…
Seguro Todo Riesgo: es el tipo de póliza más completa que ofrecen las compañías pues dan cobertura a cualquier daño, excepto los que expresamente se especifiquen por contrato.

La Ley 50/1980 del Contrato de Seguro regula con precisión cuáles son los tiempos en los que una aseguradora debe hacer frente a los daños provocados por un siniestro.

Ésta estipula que el asegurado tiene un plazo de 7 días para informar a la aseguradora, quien debe llevar a cabo las peritaciones necesarias para calcular los daños y su indemnización económica.

Según el artículo 18 de la propia ley, el plazo máximo para satisfacer las indemnizaciones pertinentes es de 40 días desde la comunicación del siniestro.

Últimos artículos sobre seguros de hogar

legal
soporte Y BLOG