fbpx

Seguros de Vida

Rápido y sin papeleos

Banner ahorra hasta 300€

Te ayudamos a elegir el seguro de vida que mejor se adapte a tus necesidades. 

Banner ahorra hasta 300€
1. Tus datos
Calculando... 50%
Fecha de nacimiento

Trabajamos con las mejores aseguradoras de vida

Logo Seguro SantaLucía
Logo aseguradora Axa
Logo aseguradora Mapfre
Logo aseguradora Fiatc
logo aseguradora Asisa
Logo aseguradora Allianz
Logo aseguradora Helvetia
Logo pequeño aseguradora Generali
Logo aseguradora Reale Seguros
Logo aseguradora DKV salud y bienestar
Logo aseguradora Catalana Occidente seguros
Logo aseguradora Zurich
Logo aseguradora Axa
Logo aseguradora Fiatc
logo aseguradora Asisa
Logo aseguradora Mapfre
Logo aseguradora Allianz
Logo pequeño aseguradora Generali
Logo aseguradora Helvetia
Logo Seguro SantaLucía
Logo aseguradora DKV salud y bienestar
Logo aseguradora Catalana Occidente seguros
Logo aseguradora Reale Seguros
Logo aseguradora Zurich
La guía definitiva para elegir el mejor seguro de salud

¿Por qué contratar un seguro de vida?

Contratar un seguro de vida no es obligatorio pero sí muy recomendable para poder afrontar los posibles riesgos que puedan sucederse a lo largo de la vida y contar con una tranquilidad económica para el propio asegurado y sus beneficiarios. Algunas situaciones, por ejemplo, serían:

– En caso de invalidez permanente absoluta si se dan las circunstancias recogidas en la póliza, el asegurado podrá disponer de la cantidad económica contemplada en el seguro para poder adaptar su vida a las nuevas condiciones.

– Ante el fallecimiento, los familiares o beneficiarios quedarán cubiertos económicamente al percibir la indemnización prevista, para hacer frente a pagos, préstamos o hipotecas, educación de los hijos o bien destinar el capital a lo que consideren necesario ante la falta de la persona.

– En el caso de los seguros vida ahorro, por ejemplo, para poder contar con un capital extra llegado el momento de la jubilación.

Factores que influyen en el precio de la póliza

El precio de las primas a pagar en un seguro de vida varía en función de cada persona y sus situaciones personales, ya que estas determinan los posibles riesgos que puedan sucederse. Para calcularlas los seguros tienen en cuenta, principalmente, los siguientes factores:
Protege tu empresa con el mejor seguro de vida para socios

Edad. La edad es, posiblemente, el factor más importante y que mayor peso adquiere al calcular las primas. Y es que, a más edad, más riesgos de padecer diferentes enfermedades y, por tanto, más elevado será el coste.

Estado de salud e historial médico. La mayoría de compañías aseguradoras requieren, para poder contratar un seguro de vida, que el asegurado rellene un cuestionario médico y, si es preciso, que pase una revisión médica que dictamine cuál es su actual estado de salud. Así se pueden valorar los riesgos, ya que se conocen las dolencias previas, las intervenciones quirúrgicas, los tratamientos realizados…

La profesión. A qué se dedica el asegurado es, también, un factor que se tiene en cuenta para calcular el coste de un seguro de vida. Y es que no es lo mismo una persona que tenga una profesión de contable, por ejemplo, que alguien que se dedique a impartir clases de paracaidismo.

Las aficiones. Cuando se solicita la contratación de un seguro de vida, las compañías necesitan saber si el asegurado tiene aficiones de riesgo, ya que si fuera así, el precio se encarecería porque los riesgos aumentarían.

¿Por qué usar el comparador de seguros vida de Segurzon?

Ahorrar

A la hora de contratar un seguro de vida es importante comparar todas las opciones disponibles en el mercado. Y, para ello, el comparador de seguros de vida de Segurzon es el mejor aliado que puedes encontrar.

Y es que, con él, podrás ahorrar mucho tiempo, y conseguirás analizar las diferentes opciones que tienes disponibles de un solo vistazo. 

Con unos cuantos clics el comparador mostrará las compañías y los seguros que mejor se adapten a tus necesidades, enseñándote las diferentes coberturas que te ofrecen, los capitales asegurados y el coste de cada uno de ellos.

PREGUNTAS FRECUENTES

El seguro de vida es una garantía que se contrata, a través de una póliza, con la intención de poder cubrir los riesgos de muerte o que afecten a la integridad y a la salud de la persona asegurada.
El tomador o persona asegurada debe formalizar el contrato del seguro de vida con la compañía aseguradora, estipulando las condiciones, cláusulas y primas en él.
Con un seguro de vida se garantiza que, ante los supuestos contratados, tanto el asegurado como los beneficiarios puedan contar con la seguridad económica pactada si fuera necesario y llegado el momento.

La cobertura principal en un seguro de vida es el fallecimiento, que garantiza el pago del capital asegurado a los beneficiarios en caso de que fallezca el asegurado. A parte del fallecimiento, se puede cubrir también la incapacidad permanente parcial y la incapacidad permanente absoluta. Adicionalmente, se puede contratar la cobertura de fallecimiento por accidente (conocida como doble capital) y la cobertura de fallecimiento por accidente de circulación (conocida como triple capital). 
Cómo servicios extras, también podemos incluir los gastos de sepelio, de gestoría y asesoramiento e incluso la segunda opinión médica.

El seguro que escojamos debe ir acorde con las diferentes necesidades que se presenten a lo largo de nuestra vida y son:

  • Seguro de vida entera: aquel que permanece activo durante toda la vida del asegurado.
  • Seguro de vida temporal: es el que cubre el riesgo de fallecimiento dentro del plazo estipulado para la validez de la póliza.
  • Vida ahorro: ideales para completar las prestaciones de jubilación.
  • Vida riesgo: en caso de fallecimiento del asegurado la compañía aseguradora abonará la indemnización a sus beneficiarios.
  • Seguros mixtos: es la conjunción perfecta entre el seguro de ahorro y el seguro de riesgo.
  • Seguro de rentas: el asegurado tiene garantizada la renta vitalicia a través de un pago único o primas periódicas durante el plazo de tiempo estipulado.
  • Seguro de vida colectivo: este tipo de seguro nos permite incluir en una misma contratación o póliza la cobertura de varias personas, normalmente relacionadas laboralmente.
  • Seguro de vida para empresas: con este tipo de seguro estamos dando cobertura a los empleados y familiares de los mismos de una compañía en caso de fallecimiento o incapacidad. 
  • Seguro de vida para empleados: este tipo de seguro es contratado por empresas para dar cobertura a los familiares de sus empleados en caso de fallecimiento o invalidez.
  • Seguro de vida para funcionarios públicos: este tipo de seguros ofrecen coberturas muy ventajosas para el gremio de empleados públicos.
  • Seguro de vida internacional: este tipo de seguros de vida ofrecen coberturas especialmente indicadas para aquellas personas que viven en el extranjero o viajan fuera de forma frecuente.
  • Seguro de vida para familias: este tipo de seguro está penado para proteger a los seres más queridos (cónyuges o hijos) en el caso de fallecimiento o invalidez del asegurado.
Tras el fallecimiento del asegurado, los beneficiarios de la póliza en concreto serán quienes puedan cobrar el seguro de vida. En el caso de que no se hubiera estipulado un beneficiario en concreto, quienes podrían cobrar la indemnización sería el conyugue legalmente no separado, en su defecto, los hijos supervivientes a partes iguales o sus herederos.

Según la reforma de Ley Hipotecaria de 2019, no es obligatorio contratar un seguro de vida para poder optar a una hipoteca, aunque sí recomendable.

Las entidades bancarias pueden imponer como requisito para la concesión de la hipoteca que exista un seguro de vida vinculado para hacer frente al pago total ante el posible fallecimiento de los titulares. Pero, bajo ningún concepto, pueden obligarte a contratar el que ellos te imponen, ni tan siquiera penalizarte con condiciones desfavorables si finalmente contratas tu póliza con otra compañía.

Por tanto, con esta reforma se amplía la libertad de decisión de los usuarios, pudiendo éstos escoger el seguro de vida que más se adapte a sus necesidades y a su poder adquisitivo.

A continuación te dejamos un listado de los tipos de seguros de vida con los que desde Segurzon trabajamos y que se pueden ajustar a tu perfil y así obtener las máximas ventajas económicas y de prestaciones:

  • Seguro colectivo – El principal factor diferencial de este tipo de seguros es que es una misma póliza podemos dar cobertura a varias personas.
  • Seguro de vida entera – Con este tipo de seguro nos garantizamos el pagar siempre la misma prima, pasen los años que pasen, siempre que estemos al día en los pagos, nuestro seguro estará activo.
  • Seguro de vida internacional – Si viajas mucho o pasas mucho tiempo en e extranjero por temas de ocio o trabajo te interesará revisar las condiciones de este tipo de seguro de vida.
  • Seguro de vida mixto – Con el seguro de vida mixto puedes cobrar el dinero de tu seguro antes de una invalidez o la muerte, tú fijas la fecha límite para empezar a cobrarlo.
  • Seguro de vida para empleados – Si como empresa quieres garantizar el bienestar de tus empleados o sus familias en caso de invalidez o fallecimiento este tipo de seguro es el más adecuado.
  • Seguro de vida para empresas – Da cobertura a los familiares de los trabajadores de la empresa.
  • Seguro de vida para familias – Si quieres garantizar el bienestar de tu familia en caso de invalidez o muerte, este tipo de seguro es el más recomendado.
  • Seguro de vida para funcionarios públicos – Seguro de vida pensado para dar cobertura al sector de los trabajadores públicos.
  • Seguros de vida riesgo – Si eres cabeza de familia y quieres garantizar el bienestar económico de tu familia en caso de tu fallecimiento o un accidente.
  • Seguro de vida temporal – El tipo de seguro de vida que te da cobertura durante un tiempo limitado, generalmente en el caso de compra de una casa, o coche.

Últimos artículos sobre Seguros de Vida

¿Cómo funciona un seguro de vida?

En estos últimos años, debido a la pandemia, los seguros de vida, y también los de salud, han adquirido un protagonismo aún mayor. El hecho