fbpx

Seguro de vida hipoteca ¿qué cubre? ¿y por qué te interesa?

Seguro de vida hipoteca ¿qué cubre?

Seguro de vida hipoteca ¿qué cubre? ¿y por qué te interesa?

Seguro de vida hipoteca ¿qué cubre?

Vas a dar el paso… ¡te vas a casar con el banco! Sí, parece cachondeo, pero no lo es. Cuando firmas una hipoteca, contraes un compromiso con el banco que va a durar muchos años. Pero, en la mayoría de ocasiones, es la única forma de poder adquirir una vivienda en propiedad y no nos queda más remedio que pasar por el aro ¿verdad? Vamos a ver el seguro de vida hipoteca ¿qué cubre?

Ahora bien, una hipoteca conlleva una responsabilidad. Vas a tener que hacer frente a las cuotas religiosamente. Y, ¿qué pasa si te sucede algo y no puedes pagar tu deuda? Pues que el banco se quiere cubrir el trasero obligándote a contratar un seguro de vida hipoteca, ¿qué cubre? Te lo contamos en este post.

¿Qué cubre un seguro de vida hipoteca?

Este seguro garantiza el pago del capital pendiente de amortizar con la entidad financiera si a ti, que osaste sacar una hipoteca (es broma 😉), te da por morir antes de hora o sufres un accidente cuyo resultado es una incapacidad absoluta y permanente que te impide trabajar. Ten en cuenta que no todos los seguros de vida hipoteca contienen esta última garantía, dependerá de las condiciones fijadas en la póliza que firmes. Antes de contratarla fíjate bien que también tengas contratada esta cobertura. No suele ser la garantía más cara del seguro con lo que te vendrá bien contar con ella.

 

Cuando hablamos de seguro de vida hipoteca nos referimos a un seguro de vida asociado a un contrato de hipoteca. Es preciso dejar claro que un seguro de vida hipoteca no es lo mismo que un seguro de vida “tradicional”. La diferencia básica es que en el primero el beneficiario es el banco y en el segundo es la persona o personas a quien tú designes en la póliza como beneficiarios (familiares, amigos…).

 

Tu familia lo más importante

Como ves, la cobertura del seguro de vida hipoteca es clara. Tu aseguradora saldará la deuda que tengas pendiente con el banco en relación a tu préstamo hipotecario en caso de que, a ti, como asegurado y titular de la hipoteca, te suceda algo. Por ende, es un salvoconducto para la economía familiar si tus seres queridos (pareja, hijos…) dependen de tus ingresos para sobrevivir.

 

Contar con este tipo de seguro será un auténtico alivio para los tuyos. Lamentablemente, los accidentes ocurren y no han sido pocos los casos en los que una familia ha sufrido un embargo y ha perdido su vivienda por no poder hacer frente a la hipoteca. 

Porque cuando tú falleces, tu vida se extingue, pero no sucede lo mismo con tus deudas pendientes con el banco. Para prevenir estas situaciones desagradables, el seguro de vida hipoteca es un producto ideal.

¿Es conveniente tener una hipoteca sin contratar un seguro?

Definitivamente, no. Sacar una hipoteca sin contratar un seguro de vida hipoteca es una auténtica imprudencia. Si optas por esta práctica lo que estás haciendo es jugar con el futuro de los tuyos, directamente. Es un acto egoísta pensar en sí mismo sin valorar las consecuencias que tendría morir para los que te rodean. 

 

Tu pareja, tus hijos, tus hermanos, tus padres… Sean quienes sean tus herederos, ellos serán los que tendrán que hacer frente al pago de tu hipoteca si tú mueres. Si ellos se niegan, iniciará un tortuoso proceso con la entidad bancaria que tampoco hará ningún favor a tus familiares. Ya la vida es complicada como para que nosotros, sabiéndolo, lo compliquemos aún más.

Muy importante

Un dato muy importante que debes tener en cuenta es que tu banco no te puede obligar a contratar el seguro de vida asociado a la hipoteca con él. Desde que salió a la luz la nueva ley hipotecaria, el cliente de un préstamo hipotecario tiene la libertad de elegir con quién quiere contratar su seguro.

 

Lo cierto es que, hasta entonces, los bancos habían barrido para casa ofreciendo a los clientes de la hipoteca sin opción a decir que no productos como seguros de vida, planes de pensiones o tarjetas bancarias. En caso de que el cliente se negase a contratar estos productos con el banco y optase por otras aseguradoras, la entidad chantajeaba con subir los intereses o empeorar las condiciones del préstamo. 

 

Esta obligación ha supuesto una importante pérdida de dinero para muchos clientes, que han llegado a pagar varios cientos de euros de más por un seguro de iguales características. Ahora es mucho mejor contratar el seguro que años atrás. 

 

Así que, si vas a sacar una hipoteca, no te la juegues: contrata un seguro de vida hipoteca, que cubre lo que más quieres: la tranquilidad de los tuyos

 

Desde Segurzon te ayudamos a encontrar la opción que más te conviene. ¡Te esperamos!

 

【Averigua cuánto cuesta tu seguro con la calculadora de Segurzon】

Compartir este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *