fbpx

¿Se pueden tener 2 seguros de vida o más?

tener dos seguros de vida

¿Se pueden tener 2 seguros de vida o más?

¿Qué pasa si tengo más de un seguro de vida?

La vida no tiene precio y, por tanto, determinar su valor, es imposible. Por ello, se pueden tener dos seguros de vida, o más, porque de esta forma somos nosotros mismos quienes decidimos cuál va a ser la cantidad que nuestros beneficiarios cobrarán en caso de fallecimiento, o nosotros mismos si se cumplen las condiciones recogidas en las diferentes pólizas, por ejemplo, la invalidez.

La Ley 50/1980 de Contrato Seguro dispone que un asegurado no puede cobrar dos veces por un mismo siniestro si se trata, por ejemplo, del seguro de una casa. Porque si esto fuera así, se entiende que al final podría llegarse a cobrar un valor muy superior al que realmente tiene la vivienda. Pero, debido al valor incalculable de la vida, esta misma ley contempla que se puedan contratar múltiples seguros de vida porque, de este modo, el valor lo marcamos nosotros.

En Segurzon nos preocupamos por ti y por tu familia y queremos ayudaros a mantener una vida tranquila y feliz. Por ello, contamos con una amplia variedad de pólizas de seguros de vida para que podáis contratar todas aquellas que creáis convenientes para vuestro futuro y el de vuestros seres queridos.

¿Puedo tener los seguros de vida en diferentes compañías?

Por supuesto. Una persona puede tener dos seguros de vida, o tres, o los que desee, en tantas compañías aseguradoras como prefiera.

La vida es muy larga y, con el paso del tiempo, nuestras necesidades van cambiando. Por ello, es posible, por ejemplo, que en un momento decidamos contratar un seguro de vida que cubra por una cantidad, por ejemplo, de 300.000 euros y, en ese momento, creamos que es un importe adecuado a nuestro entorno y situación familiar. Pero, con el paso del tiempo, quizás necesitamos aumentar esa cantidad, o añadir de beneficiario a otra persona diferente, por lo que podemos, legalmente, contratar otra póliza en la misma compañía u otra. Es posible incluso que teniendo 2 seguros contratados en diferentes compañías, ahorremos más dinero que si asegurásemos todo el capital bajo una única póliza.

 ¿Debo avisar si tengo contratado un seguro para la misma persona?

Sí, debes hacerlo tanto si te lo preguntan en el cuestionario inicial, antes de firmar el contrato, como si no.

Según la ley 50/1980, mencionada en los apartados anteriores, es obligatorio avisar de que existe otra póliza de seguro de vida contratada para una misma persona. Si esto no se hiciera, llegado el caso de tener que hacer efectivos los seguros de vida, las compañías podrían reclamar daños y perjuicios provocados por el desconocimiento de esa información.

 ¿Qué ocurre con los beneficiarios?

Cuando se formaliza el contrato de un seguro de vida, los beneficiarios suelen ser el cónyuge legalmente no separado, los hijos por partes iguales o los herederos. Pero tanto en ese momento como en toda la vida de la póliza, podemos incluir expresamente a aquellas personas que queramos que sean beneficiarias de ese seguro en concreto.

Es decir, es posible que en el primer seguro de vida que contratemos decidamos que nuestro beneficiario sea, por ejemplo, nuestro mejor amigo de la infancia. Pero, al contratar un segundo, queramos el beneficiario de esa nueva cantidad asegurada sea nuestro hijo, sobrino, primo…

Los beneficiarios, si los mencionamos específicamente en la póliza, serán quienes perciban la cantidad asegurada en caso de fallecimiento y, además, es importante saber que a efectos de herencias y legítimas no tienen ninguna implicación. Por tanto, aunque en el testamento, en el caso de haberlo, los herederos fueran unos, los beneficiarios específicos de los diferentes seguros de vida contratados recibirían la cantidad íntegra que la persona asegurada les hubiera asignado.

¿Y si ya tengo un seguro de vida hipoteca?

Es necesario saber que ninguna entidad bancaria puede obligar a sus clientes a contratar un seguro de vida al asumir una hipoteca. La legislación vigente no lo contempla y, aunque la mayoría de gente lo desconoce, como cliente se pueden llegar a iniciar trámites legales contra el banco en caso de ser así.

Ahora bien, como hemos dicho, una persona puede tener tantos seguros de vida como desee. Y, en realidad, es algo muy beneficio tener vinculado uno de ellos a la hipoteca. ¿Porqué? Pues porque en el caso de fallecimiento, invalidez o incapacidad contemplada en ese propio seguro, el importe contratado cubriría la cantidad pendiente de abonar en la hipoteca. Por lo que se dejaría de tener que hacer frente al pago de las cuotas y los problemas económicos que ello conllevaría ante la nueva situación financiera de la unidad familiar. Y, si además, se tiene contratado otro seguro de vida para esa misma persona, cuyo beneficiaria no fuera la deuda de la hipoteca, también percibirían íntegramente la cantidad de dinero asegurada.

¿Cómo reclamar el cobro de un seguro de vida?

Una vez llegado el momento, es importante tener constancia de si la persona asegurada tiene múltiples seguros de vida. Por ejemplo, a través del Registro de Contratos de Seguro de Vida a cargo del Ministerio de Justicia.

Cuando lo sepamos, hay que comprobar los tipos de pólizas de los que dispone y empezar los trámites una vez transcurrido los 15 días hasta, como máximo, 5 años.

El siguiente paso es facilitar todos los documentos e información que solicite la aseguradora para poder iniciar con los trámites para el cobro, ya sea el DNI original del asegurado, la copia de la póliza del seguro de vida, la copia de la versión oficial del testamento, los documentos identificativos de los beneficiarios… y, en el caso de incapacidad o invalidez, el certificado médico, incluyendo en él las causas y la evaluación de la enfermedad que provocó la incapacidad permanente.

Una vez entregada toda la documentación, y según establece el artículo 18 de la Ley 50/1980 de Contrato de Seguro, traspasos cuarenta días la aseguradora deberá hacer efectivo el pago correspondiente.

La tranquilidad de una vida y de un mejor futuro para nosotros mismos y nuestros seres queridos, no tiene precio. Por ello, asegurar la vida tantas veces como nosotros estimemos es una opción muy viable que nos permitirá poder disfrutar de cada uno de los momentos que vivamos.

En Segurzon estamos para ayudarte y acompañarte en el largo camino de tu vida. Y por ello te ofrecemos una amplia variedad de seguros que te ayudarán a mantener tu tranquilidad. Llámanos e infórmate. Nuestros asesores te ayudarán a encontrar justo aquello que estás buscando.

¿Te ha parecido útil este artículo? ¡Compártelo en tus redes sociales!

Compartir este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *