fbpx

‌‌Morir sin seguro de decesos, ¿quién paga el entierro?‌

Qué pasa al morir sin seguro de decesos

‌‌Morir sin seguro de decesos, ¿quién paga el entierro?‌

Morir sin seguro de decesos, ¿quién paga el entierro?

¿Quién paga el entierro al morir sin seguro de decesos? Esta es la pregunta que martillea tu coco ¿cierto? Estás pensando en contratar este tipo de seguro, pero piensas que quizá sea un gasto tonto que puedes ahorrarte.

Y sí, tal vez puedas pasar sin un seguro de decesos, pero ¿qué consecuencias tendría para los que te rodean? Vamos a ver qué pasaría si una persona muere y no tiene seguro, y si realmente merece la pena contratar una póliza de decesos.

¿Qué pasa si una persona muere y no tiene seguro?

Si una persona muere sin tener contratado un seguro de decesos, la obligación de pagar los gastos del sepelio y el funeral recaen sobre los seres queridos del fallecido. Lo deja bien claro el artículo 1894 del Código Civil:

Los gastos funerarios […] deberán ser satisfechos, aunque el difunto no hubiese dejado bienes, por quienes en vida habrían tenido la obligación de alimentarle.

Por tanto, si tú mueres serán tus familiares directos quienes deberán aflojar la cartera para abonar tu entierro. Y créenos, no es un servicio precisamente barato.

Este es uno de los motivos por los cuales casi la mitad de los españoles cuentan con una póliza de este tipo. De hecho, en los últimos tiempos dada la dura crisis sanitaria que hemos vivido, la contratación del seguro de decesos ha sido una de las que más ha crecido en España, según informa UNESPA.

¿El segundo motivo por el cual cada vez más personas confían en una póliza de decesos? Te lo contamos enseguida. Antes vamos a ver la cantidad de dinero que tendría que invertir tu familia en darte un entierro en condiciones si mueres sin seguro.

¿Cuánto cuesta un entierro sin seguro?

Un entierro en España te puede salir por el módico precio de 3000 euros (como mínimo) en función de los “extras” que quieras añadir al sepelio. Esta cifra puede variar dependiendo de la ciudad en la que tenga lugar el entierro dado que los costes de los nichos, ya sea destinados a féretro o a urna, son diferentes.

Entre los gastos a cubrir en un entierro están el ataúd, el tanatorio, el coche fúnebre, el oficio religioso (en caso de haberlo), la incineración (si se opta por ella), las flores, las esquelas, la tarifa del enterrador, la lápida, el nicho o las tasas y certificados de defunción, entre otros. ¿Te imaginabas que una muerte llevaba asociada tal cantidad de gastos?

Morir sin seguro de decesos versus morir con seguro de decesos ¿quién gana la partida?

Te proponemos un juego, un tanto macabro, eso sí. Pero totalmente necesario para que puedas tomar conciencia y decidir si realmente merece la pena morir sin seguro de decesos. ¿Te atreves?

Imagina que hoy es la noche de tu 5º aniversario de bodas. Tú y tu pareja habéis decidido celebrarlo aprovechando que tus dos peques pasan la noche con los abuelos.

Os apetece sushi para cenar y decides bajar a por él. Es fácil, tienes el restaurante justo enfrente de tu portal. Al salir a la calle, das un traspiés. Caes al suelo y sientes un golpe seco y fatal en la nuca. Nunca regresas a casa.

Te relajaste, confiaste en que a ti la muerte te quedaba lejos, pero la dama de la guadaña te dio una sorpresa inesperada y pasó a por ti antes de lo esperado. Y tú… sin haber contratado un seguro de decesos.

¿Te haces a la idea de lo que supondría para tu pareja y tus hijos esta vivencia? Ya no solo a nivel económico, sino emocional.

Motivos extra

Y ahora, ¿recuerdas que habíamos dejado pendiente ese segundo motivo por el cual cada vez más gente se decide a contratar un seguro de decesos? Es la tranquilidad de los suyos, y este motivo gana por goleada la partida de si realmente merece la pena tener un seguro de decesos o no.

Lo que menos desea una persona cuando un familiar muere es tener que ponerse a tramitar el sepelio. Lo que de verdad espera es poder reunirse con los suyos sin otra preocupación que la de reconfortarse con un abrazo y superar esta situación tan delicada. Si la pérdida ya es dura, imagina tener que dedicar esas primeras horas a decidir funeraria, tanatorio o ataúd.

Solo por evitar ese mal trago, y asegurar la paz y el sosiego de tu familia dentro de la complicada circunstancia que estarán viviendo, merece la pena contratar un seguro de decesos. ¿No crees?

Y, si te sigue preocupando el dinero, puedes contactarnos y te ayudaremos a calcular tu seguro al mejor precio posible. Estamos para echarte un cable.

【Averigua cuánto cuesta tu seguro con la calculadora de Segurzon】

Compartir este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *